1. No quedar desarmado cuando confrontamos problemas acuciantes, cotidianos, no académicos, humanos.

2. Hay quienes se inquietan por bretes universales como el calentamiento de la Tierra, contaminación del ambiente, deforestación, desertificación, o el fracaso del Protocolo de Kioto.

3. Otros se compenetran con embrollos individuales, inter alia, aborto, eutanasia, clonación, embriones, congelados, embarazos en niñas.

4. Ética para la vida es el título del libro de Norbert Bilbeny (Península, 2003). Ética para la vida, dice el resumen, “no es un tratado sobre ética ni tampoco una lección sobre la vida. Es una amplia reflexión sobre el hecho de que la vida humana es inseparable de la ética sin olvidarnos de que la ética está hecha para la vida”.

5. Ética en 2015 invita y exige. Dos motivos: Hans Küng —admirable ser humano— plantea: “La justicia social es el primer fundamento para una ética mundial”. Segundo: En la portada del libro, El precio de la desigualdad (Taurus, 2012), Joseph E Stiglitz, Premio Nobel de Economía, se lee, “El 1% de la población tiene lo que el 99% necesita”.

6. Con respecto a la idea de Küng: La justicia depende de muchos factores éticos. Destaco, por ser una inquietud que me persigue, la siguiente: Si los frutos del conocimiento —acceder a la tecnología, contar con agua potable, tener derecho a la salud— no se distribuyen adecuadamente, es obligación ética cuestionar esa  inequidad.

7. En relación a Stiglitz. En Japón, Europa y algunos países en América el promedio de vida rebasa 80 años. En varias naciones  africanas es menor de 40 años. Los modelos económicos, políticos y religiosos han fracasado. ¿Podría, si se enseñase ética, sobre todo a la especie políticos, modificarse el panorama?

8. Comparto una pregunta: ¿la ética  nos hace humanos?

9. ¿Qué es ética  en 2015? Leer el siguiente encabezado periodístico, con fecha 6 de mayo de 2015: Paraguay impide abortar a una niña de 10 años a la que violó su padrastro. Leerlo y saber que esa tragedia se repite con frecuencia en nuestro continente, obliga.

10. Si se me pide resumir en cuatro palabras, ¿qué es ética en 2015?, escribo: Bregar por la justicia.

 

Compartir