Ilustración: JAVAL


 

Primer acto

 

      Facebook

Twitter

LiNkEdIn

                                            WhatsApp

       Facetime

                                                 Internet

                                     Email

     Teléfono celular

                                         Mensaje de texto

Like

Messenger

 

Segundo acto

—¿Supiste que murió tu hermano hace una semana?, preguntó el  padre.

—No, no supe. De hecho, estaba seguro que había muerto seis meses atrás o incluso un poco más, respondió el hijo/hermano.

—¿De dónde sacaste esa información?, preguntó de nuevo el padre.

—Si mal no recuerdo me enteré por Facebook.  Te mandé un whatsapp de inmediato para ofrecerte mis condolencias y de paso compartir mi tristeza.

—Nunca recibí mensajes tuyos. Dime, ¿qué es Whatsapp?

 

Tercer acto

—¿Ya se enteraron?, cuestionó Facebook. A partir del próximo año borrarán las palabras identidad y privacidad de todos los diccionarios.

—Claro, claro, es lo del momento. Se ha convertido en trend, respondió whatsi. Era lógico.

¡Imposible no saberlo!, lo han retuiteado infinidad de ocasiones, intervino Like. No se sorprendan, ya tiene, tan sólo media hora después del acontecimiento, una página en Internet. ¡Cientos de miles de personas la han consultado! Ahora, por decreto presidencial y divino, todos los seres humanos gozarán de increíbles innovaciones tecnológicas para comunicarse al instante sin importar quién comunica y quien es el destinatario.

—No era para menos.  Además, gracias a la nueva tecnología, en uno o dos años, todo vendrá en paquete. Fluirá la información, florecerán los contactos sin que trascienda quién es quién, incluso, no será necesario conocer el rostro o la voz del interlocutor. ¿Lo habían escuchado? Quien se suscriba a Facebook contará, al segundo, con Twitter, Whatsapp, Linkedin, Internet, mensajes de texto y si lo desea, podrá solicitar bots, araña web o chatbot.

 

Cuarto acto

—¿Supieron que murió mi padre?, preguntó el hijo.

—No, no nos enteramos, respondieron Like y Bot.

—¡Caray, caray, algo está fallando!

 

Arnoldo Kraus
Profesor, Facultad de Medicina, UNAM. Miembro del Colegio de Bioética A. C. Publica cada semana en El Universal y en nexos la columna Bioéticas.

 

Compartir