La semana previa escribí sobre edición genética. Reflexioné acerca de los portentos de la ciencia y de sus peligros. Alabé la posibilidad de prevenir o curar enfermedades genéticas antes del nacimiento. La inteligencia y sagacidad de los científicos médicos que descubrieron los caminos para la edición genética es admirable. Asimismo, anoté algunas ideas acerca de los posibles males secundarios al uso inadecuado e irracional de la edición genética –invito a quien lo desee a leer el blog previo.

08-filosofias

Mientras observo el lomo del libro Frankenstein comparto otras notas, quizás en el futuro no tan alejadas de la ficción frankensteiniana, sobre la edición genética. Las enlisto “como si fuesen una cascada”:

1. En febrero de 2016 el Instituto Francis Crick (Inglaterra) obtuvo el permiso para efectuar experimentos de ingeniería genética en embriones.

2. En medicina el progreso científico es imparable. Lo admiro.

3. Sin embargo, debe cuestionarse si todo lo que se desea, se debe y se puede investigar. La ética médica funge como contrapeso y advierte acerca de los peligros derivados de la investigación “inadecuada”.

4. La edición genética diseñada para prevenir y curar males genéticos antes de su aparición es formidable.

5. El genoma humano, ciencia indirectamente vinculada con la edición genética, ha sido privatizado. La ética considera inadecuado patentar los genes.

6. ¿Qué sucederá si alguna empresa privada ofrece sus servicios de edición del ácido desoxirribonucleico (ADN) para “mejorar” las condiciones físicas de sus hijos?

7. Es probable que  familias  ricas acudan a las empresas para mejorar el  aspecto de la prole. Por ejemplo, tener hijos altos, hijas con ojos azules, etcétera.

8. El Instituto Francis Crick y similares actúan regidos bajo estrictos códigos éticos. Las clínicas privadas no se ceñirán a esos reglamentos.

9. Editar genes sin escrúpulos podría modificar la especie humana.

10. ¿Conducirá la edición genética llevada a cabo en clínicas privadas sin seguir normas éticas, a la eugenesia?

Comparto el listado previo. No concluyo. Quizás los lectores tampoco lo hagan. Un nuevo blog –el próximo- acerca de la eugenesia aclarará algunas dudas y sembrará otras. De eso se trata. De ahí la fascinación por la ética médica: No hay afirmaciones rotundas ni negaciones contundentes.

 

Compartir